sábado, 28 de febrero de 2015

Haendel: Música Acuática y Música para unos Festivales Acuáticos





El patrón de Haendel, el Elector de Hanover, le otorgó permiso para viajar a Inglaterra en 1712. Georg estaba deseoso de que su Kapellmeister se hiciera famoso en Londres, pero esperaba que Haendel regresara después de un cierto tiempo. Sin embargo, las óperas del compositor lograron en la capital británica un éxito tan tremendo que Haendel se sentía reacio a volver.

Como seguía demorando su viaje de regreso, Georg se sentía cada vez más molesto. En 1714, por un giro inesperado de los acontecimientos, Georg fue coronado como el rey Jorge I de Inglaterra. Cuando el nuevo gobernante llegó a Londres, Haendel se sintió comprensiblemente preocupado. Temía la inevitable confrontación con el patrón al que había estado ignorando durante años. El rey todavía estaba enfadado con el compositor, pero reconocía que Haendel era el músico más importante de Inglaterra. Los compositores importantes merecen respeto, especialmente de parte de un monarca que se considera a sí mismo como un conocedor de la música. Era necesaria una reconciliación.

No está claro exactamente cómo Haendel recuperó los favores de Jorge. Según una historia popular, la Música Acuática cumplió su papel. Jorge había traído con él al barón von Kielmansegge desde Hanover. El barón aportó un plan que curaría las heridas entre el compositor y el rey. Jorge había decidido dar una fiesta acuática. Los festejos debían tener lugar en una barcaza, que flotaría río abajo por el Támesis, desde Whitehall hasta Limehouse, donde la fiesta real se detendría para la cena. Keilmansegge convenció a Jorge de que hubiera una segunda barcaza que lo siguiera de cerca, en la que los músicos proporcionarían distracción adecuada. El barón secretamente arregló para que fuera Haendel el que compusiera la música.

Jorge encontró la música encantadora y la alabó excesivamente. Preguntó la identidad del compositor. Cuando descubrió que era Haendel, el rey le perdonó, le felicitó y restauró sus favores para con él.

No está claro cuánta de la música interpretada esa noche de agosto pertenece verdaderamente a la Música Acuática tal como la conocemos hoy. Sin embargo una interpretación de la música completa tuvo lugar dos años más tarde en una fiesta similar en el río. En esa ocasión se interpretó casi una hora de música, que el rey ordenó que se repitiera dos veces.

Las aproximadamente veinte piezas (hay varias formas de contar los movimientos versus las secciones de los movimientos) comprendidas en la Música Acuática se dividen musicalmente en tres suites posiblemente destinadas al viaje río abajo, la cena y el viaje de vuelta. Las suites en Fa mayor y Re mayor están fuertemente orquestadas, con cornos (en ambas suites) y trompetas (sólo en la de Re mayor). Haendel utilizó un sonido tan resonante para que la música pudiera oírse a través del agua. La suite restante es más íntima, lo que sugiere que estaba destinada a acompañar la cena, mientras las barcazas estaban ancladas.

No se conoce el orden original de los movimientos dentro de cada suite. Actualmente, los movimientos se escuchan en diferente secuencia. Durante muchos años la música se conoció principalmente en las versiones de sir Hamilton Harty y sir Thomas Beecham, cada uno de los cuales volvió a orquestar una selección de los movimientos para orquesta moderna. Sin embargo, los directores recientes han tendido a preferir la versión original de Haendel.

La Suite en Fa comienza con una típica obertura barroca: una introducción lenta es seguida por un allegro en fuga. Para mantener la tradición del concertó grosso, este movimiento da forma a un pequeño concertino de dos violines y oboe que se alterna con la orquesta completa. El movimiento siguiente, adagio e staccato, presenta un exquisito solo de oboe. La música festiva se pone en marcha con la entrada de los cornos, en el movimiento siguiente. Son particularmente encantadores los ritmos sincopados hacia el final del allegro. Varios de los movimientos siguientes constan de un tema con dos o tres variaciones. Para Handel, el medio para las variaciones es, principalmente, cambiar la instrumentación. A veces las variaciones están separadas por material contrastante.

La Música Acuática es una pieza internacional. La chirimía, que aparece en dos de las suites, es una danza popular inglesa de la época. El rigodón es una danza francesa originaria de Provenza. La bourrée es también francesa, como lo son la giga y la sarabanda. 


http://www.hagaselamusica.com/clasica-y-opera/obras-maestras/musica-acuatica/

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/34/RoyalFireworks.jpg Música para los reales fuegos artificiales o Música para unos Festivales Acuáticos (en inglés Fireworks Music o Music for the Royal Fireworks) es una composición orquestal de Georg Friedrich Händel de 1749. Fue hecha por encargo de Jorge II de Gran Bretaña para acompañar a los fuegos artificiales que tuvieron lugar en Green Park, Londres, el 27 de abril de 1749. El motivo fue la celebración del final de la Guerra de Sucesión Austriaca y la firma del tratado de Aquisgrán. El número de catálogo de la obra es HWV351.
 Los músicos fueron situados en un edificio especialmente construido para la ocasión y diseñado por el decorador y arquitecto Giovanni Niccolo Servandoni. Los fuegos artificiales no resultaron al final tan satisfactorios como la música en sí misma debido a que la enorme construcción de madera comenzó a arder, provocando, entre otras cosas, la caída de un bajorrelieve del rey. Sin embargo, la composición había sido interpretada públicamente seis días antes, el 21 de abril, en un ensayo general público en los jardines Vauxhall con gran éxito: acudieron más de doce mil personas, causando un atasco de carruajes sobre el puente de Londres que duró tres horas.

 La partitura orginal fue compuesta para una gran orquesta que incluía veinticuatro oboes, doce fagotes (incluyendo un contrafagot), nueve trompetas, nueve trompas, tres pares de timbales y un número no especificado de cajas. La versión más habitualmente interpretada hoy en día, para un conjunto de cuerda y viento más tradicional, fue adaptada por el propio Haendel para ser interpretada en el Hospital de Expósitos de Londres. A esta versión corresponde la única partitura autógrafa existente.

 http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%BAsica_para_los_reales_fuegos_de_artificio



Catálogo: DGG SLPM 138 864
Edición: 1964

Intérpretes:
Wolfgang Meyer, clave
Orquesta Filarmónica de Berlín
Rafael Kubelik, director

















viernes, 27 de febrero de 2015

Johann Sebastian Bach: Matthäus-Passion/Münchinger

Resultado de imagen de johann sebastian bach
J.S. Bach


La Pasión según San Mateo, BWV 244 (título original en latín: Passio Domini Nostri J. C. Secundum Evangelistam Matthaeum; en alemán: Matthäus-Passion; en inglés: St. Matthew Passion) es una pasión oratórica escrita para voces solistas, doble coro y doble orquesta por Johann Sebastian Bach.

Presenta el sufrimiento y la muerte de Cristo según el evangelio de San Mateo. Con una duración de más de dos horas y media (en algunas interpretaciones incluso más de tres horas), es la obra más extensa del compositor. Es una obra central de la música artística (Hubert Parry la ha definido como el más rico y noble ejemplo de la historia de la música sacra). La Pasión según San Mateo consta de dos grandes partes conformadas por 68 números. El texto del evangelio de San Mateo, capítulos 26 y 27, es cantado literalmente por un evangelista, y las personas de la trama (Cristo, Judas, Pedro, etc.) por los demás solistas. Alrededor del texto bíblico se agrupan coros, corales, recitativos y arias con la intención de interpretar el texto.

 No se sabe con certeza si la Pasión según San Mateo fue compuesta en 1727 o 1729. Aunque se relaciona directamente con la música fúnebre para el príncipe Leopold de Anhalt-Cöthen de 1729, se desconoce si la cantata fúnebre sirvió como modelo para la pasión o si la pasión fue el modelo de la cantata (o si existen otros orígenes anteriores). De cualquier forma, la Pasión según San Mateo fue interpretada el 15 de abril de 1729 (Viernes Santo) en la iglesia de Santo Tomás en Leipzig bajo la dirección del compositor, en una representación para la cual Bach no pudo disponer de los recursos idóneos (en un memorándum al Consejo de la ciudad de Leipzig, se quejó de que únicamente 17 de los 54 miembros del coro hubieran estado a la altura). Ahora bien, en 1975, el musicólogo Joshua Rifkin demostró que el estreno se produjo en 1727.

A pesar de que la obra no fue muy estimada en su tiempo por su estilo "operístico", rechazado en su mayoría por los representantes del pietismo dentro de la burguesía de Leipzig, Bach revisó algunas de las partes de la obra varias veces, la última de ellas en 1736, en donde incluyó un grupo de continuo con órgano para cada uno de los dos coros.

Tras la muerte de Bach, la obra cayó en el olvido (como, en general, toda la obra del compositor) y no fue hasta 1829 cuando el compositor y director Felix Mendelssohn volvió a interpretarla con la Sing-Akademie de Berlín en una versión abreviada. La reinterpretación de esta obra dio inicio a un fuerte interés por el estudio y el análisis de las obras de Bach, particularmente las de gran escala, que ha persistido hasta nuestros días. Tras el redescubrimiento de la obra en 1829 por parte de Mendelssohn, Adolf Bernhard Marx, íntimo amigo por aquella época del compositor, persuadió al editor musical Adolf Martin Schlesinger de emprender la publicación de esa obra, haciendo a la obra maestra de Bach accesible para los académicos por primera vez. Hasta el siglo XX, era común que las fiestas del Luteranismo usaran la Pasión de Bach durante los servicios religiosos en la celebración del Viernes Santo.

La obra se divide en dos grandes partes, entre las cuales tenía lugar el sermón y que corresponden, la primera, con el capítulo 26 y, la segunda, con el capítulo 27 del evangelio de San Mateo. Según la tradición de las pasiones oratóricas, el texto bíblico se encuentra musicalizado de forma relativamente sencilla en recitativos, mientras que los ariosos y las arias, largas y contemplativas, presentan nuevos textos poéticos que comentan los diversos eventos de la narración bíblica y dan un carácter más íntimo a la vida de Cristo. El ejemplo más conocido en este sentido es el aria N° 39, "Erbarme dich, mein Gott" (Apiádate de mí, Dios mío), una de las más hermosas partes de la obra. Entre los recitativos, ariosos y arias se encuentran también corales intercalados, que permiten la participación activa de la congregación, que conocía las melodías y sus textos, y que igualmente comentan y llevan a la reflexión sobre las principales escenas de la pasión.

La obra desarrolla además una fantástica sensación estereofónica mediante su doble coro y orquesta, que dialogan constantemente, principalmente en el coro de entrada y en el coro final, pero también en algunos de los coros intermedios. Este formato doble constituye una gran diferencia frente a la mayor parte de los trabajos interpretados en los servicios religiosos dominicales. Especial interés en este sentido merece el coro de entrada Kommt, ihr Töchter, helft mir klagen, en el que además de los dos coros (y orquestas) que dialogan, aparece una voz de soprano in ripieno que canta el coral O Lamm Gottes, unschuldig en medio de una compleja estructura polifónica y de grandes tensiones armónicas.
 (http://es.wikipedia.org/wiki/Pasi%C3%B3n_seg%C3%BAn_San_Mateo)



Catálogo: Decca SET 288-91 (4LP)
Edición: 1965

Solistas vocales:
Peter Pears (tenor, Evangelista), Hermann Prey (bajo, Jesús), Elly Ameling (soprano, Arias, Criada, Mujer de Pilatos), Marga Hoffgen (contralto, Arias, Criada), Fritz Wunderlich (tenor, Arias), Tom Krause (bajo, Arias), Heinz Blanken (tenor, Pedro, Sumo Sacerdote, Pilatos), Angust Messthaler (tenor, Judas)

Obligatti:
Johannes Bruning (violín), Johannes Koch (viola da gamba), Klaus Schochow y Robert Dohn (flautas), Helmut Winschwermann (oboe), Hanspeter Weber (oboe d'amore), Helmut Renz (oboe d'accacia)

Continuo:
Siegfried Barched (cello), Wilhelm Nossek (contrabajo), Eva Holderlin y Helmut Rothweiler (órganos)

Stuttgart Hymnus Choir
Stuttgart Chamber Orchestra
Karl Münchinger, director 

(Ver comentarios/See comments)